A cualquier edad, puedes hacer que tus facultades intelectuales sean más eficientes. Más allá de los ejercicios mnemotécnicos a veces desagradables, existen métodos más suaves destinados para hacernos prosperar, mejorar nuestra percepción de la realidad, desarrollar nuestra creatividad.

Ordenadores, teléfonos móviles, agenda electrónica, sistema GPS… La tecnología acude al rescate de nuestros fallos cerebrales, hasta el punto que en ocasiones tenemos la impresión de estar despojados de nuestras propias capacidades. Además del cansancio mental que avanza con la edad, el estrés invasivo contribuye a atrofiar nuestro rendimiento.

Ejercicios cerebrales: ponte a prueba y entrena

La gran mayoría recomiendan consejos generales y ofrecen baterías de ejercicios. Los primeros tienen el valor de una evaluación: de nuestra memoria inmediata (por ejemplo, mirar una lista de palabras abstractas durante treinta segundos y reproducirlas), de nuestra capacidad de observación (reproducir una figura geométrica compleja de la cabeza), de nuestro sentido de organización (rediseñar el mapa de un distrito con sus comerciantes). A veces también se trata de poner a prueba nuestra capacidad de razonamiento y lógica (completar una secuencia de números).

Estos dispositivos mnemotécnicos se utilizan para entrenar, A fuerza de ejercicios diarios, entrenamos nuestra mecánica cerebral. Sin embargo, si bien es ideal para los mayores que quieren dar un respiro a sus capacidades mentales, este método no modifica en profundidad la forma de aprehender un problema.

La gimnasia cerebral: para un comportamiento más eficaz

Para ir más allá debes conocer la gimnasia cerebral, un método popular entre el mundo empresarial, estudiantes o personas mayores asustadas por el espectro del Alzheimer. Se trata de aprender una nueva forma de percibir, memorizar y organizar los propios pensamientos, en función del objetivo. Para ello, su concepto se basa en la analogía con el funcionamiento del cerebro. La percepción es fundamental aquí. Para afinar esta habilidad, primero debes enfocarte en un sólo objetivo (ejercicio: detectar hombres con zapatos negros), sin llamar a la reflexión. Al hacerlo, uno debe tener cuidado con los filtros que distorsionan la percepción (según la cultura de uno, uno puede ver más ejecutivos que atletas) centrándose en la pregunta (identificar todos los zapatos negros).

Finalmente, controlas tu mirada barriendo el espacio de arriba a abajo y de izquierda a derecha y dividiéndolo en bloques. Del mismo modo, para memorizar los cincuenta invitados de un cóctel, barreremos la asamblea varias veces y formaremos nuestras propias «asociaciones» (las rubias, los hombres de esmoquin, etc.) según el objetivo (por ejemplo, encontrar a un futuro colaborador). Pero la memorización implica respetar otras reglas de oro: realizar una «acción de parada» (suspender cualquier otra acción para centrarse en esta actividad), grabar lo que se quiere recordar y reproducir la película tres veces (primero, mirar los grupos formados; segundo, visualizarlos internamente; tercero, verificar visualmente).

Lo más difícil es convertir esta reprogramación en un reflejo ante cualquier situación que requiera nuestro sentido de la observación o la escucha, nuestra memoria, nuestra capacidad de presentar las ideas con claridad…

Mapas mentales: fortaleciendo tu creatividad

Otras técnicas favorecen el desarrollo de nuestra imaginación. Así, Tony Buzan inventó el “mapa mental”: es una estructura de árbol de palabras puestas en imágenes de acuerdo con nuestra inspiración. Escribimos una palabra (o un dibujo que la evoca) en el centro de una hoja dispuesta horizontalmente y luego, sin pensar, le asociamos otras palabras, desarrollando así nuestras ideas pictóricas en forma de ramas que a su vez se subdividirán. Entre las leyes a respetar: usar un máximo de colores, variar los tamaños de los caracteres y las flechas que establecen las conexiones entre las palabras…

Esta herramienta, basada en el «pensamiento irradiado» (por asociación desde un punto central), lleva a dominar los propios procesos de pensamiento y a generar pensamientos cada vez más creativos. Opera como su prima lejana, el brainstorming (asociación libre de ideas), cuando invita a jugar con todos los registros de sensaciones en las palabras emitidas espontáneamente (utilizando expresiones que evocan un olor, un tacto, un gusto, decirlas en voz alta, visualizarlas). Los autores recomiendan los «mapas mentales» para favorecer la toma de decisiones, la memorización, resumir una novela… ¡E incluso para seguir un discurso en directo! Todos encontrarán practicando la aplicación que más les convenga.

Constancia

Para todos los métodos propuestos, lo ideal es, por supuesto, entrenar todos los días. Tropezar con las instrucciones de los ejercicios, maldecir el tiempo destinado a resolver el problema que genera estrés, desorganización, fracaso y luego desilusión… éste es el precio a pagar por adquirir agilidad mental. Todas las guías también nos animan a ir sin lista al supermercado o a resumir oralmente las noticias del telediario. ¡Ay, a menudo, estas buenas resoluciones son tan efímeras como los famosos «diez minutos de abdominales al día»!

Brain Gym es una original técnica que pretende vincular los movimientos del cuerpo con las funciones cerebrales implicadas en el aprendizaje, gracias a veintiséis ejercicios. Por ejemplo el que sigue:
=> Camine en el lugar, tocando alternativamente la rodilla opuesta con una mano. Practicado regularmente, este «gateo cruzado» desarrolla redes neuronales, optimiza la comunicación entre los dos hemisferios y agiliza nuestras facultades de razonamiento.

mindfulness

Autora: Lucia Rodríguez Brines

Apasionada e investigadora de la mente humana. Respeto el sufrimiento humano y procuro ayudar a disminuirlo. Convencida, como psicóloga y como meditadora, de que existe un proceso de evolución de la psique del ser humano. Cómplice del desarrollo de conciencia y valores humanos.

 

 

 

mindfulness-mataro.

Si estás interesad@ en conocer nuestros servicios de psicología y mindfulness, puedes escribirme a info@psitam.com y estaré encantada de atenderte.

estres-mindfulness-mataro4

 

Contáctanos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.