asertividad

¿Y si la paz de los seres humanos se basara en el lenguaje? Autor del método de la comunicación no violenta o CNV, Marshall Rosenberg explicó que para ser escuchado, primero debes aprender a expresar tus verdaderas necesidades.

CNV

Marshall Rosenberg, doctor en psicología clínica, exalumno de Carl Rogers y fundador del Center for Nonviolent Communication, expuso los principios de la «resolución pacífica de conflictos» que enseñó en una treintena de países antes de morir el 7 de febrero de 2015.

Su teoría: “Los juicios que hacemos sobre los demás son la expresión trágica de nuestras necesidades insatisfechas. Es tomándose el tiempo de escucharlas y formularlas que nuestro interlocutor podrá identificar el mensaje y responder a él a su vez».

Transcripción de la entrevista que realizaron a Marshall Rosenberg el diario Psychologies:

¿Qué es la comunicación no violenta?
Marshall Rosenberg: Este proceso permite a cada uno ponerse en contacto con sus necesidades profundas para comunicarse mejor, dando rienda suelta a su benevolencia natural. Su objetivo: transformar conflictos potenciales en diálogos pacíficos y calmar disputas. Su herramienta: el lenguaje del corazón.

autoengaño-pareja

¿Cómo hablar este “lenguaje del corazón”?
Marshall Rosenberg: Hay cuatro puntos simples pero esenciales a seguir. Primero, observo lo que realmente está sucediendo en una situación dada: ¿qué, en las palabras o acciones de mi interlocutor, contribuye a mi bienestar? Entonces, expreso lo que siento ante estos hechos: ¿estoy triste, feliz, preocupado, enojado? Luego especifico las necesidades en el origen de estos sentimientos.

Así, la madre de un adolescente podría expresar estos tres puntos diciéndole a su hijo: “Cuando dejas tu ropa en la sala en lugar de llevártela [observación], estoy de mal humor [expresión] porque necesito más orden en las habitaciones que compartimos [necesidad especificada]. »

mandala-niños

Último componente: una solicitud precisa y concreta. “¿Podrías por favor tomar tus cosas y ponerlas en tu habitación? Al usar estos cuatro puntos y ayudar al otro a hacer lo mismo, establecemos un flujo de comunicación que conduce naturalmente a la benevolencia. Y esto, tanto en su pareja o con sus hijos como en el trabajo. Todos los años, capacitamos a policías, maestros, enfermeras. Pero también activistas por la paz, en regiones afectadas por la guerra como Ruanda, Irlanda, Palestina o Israel.

¿ Un ejemplo ?
Marshall Rosenberg: Un día, presenté mi método frente a ciento setenta musulmanes palestinos reunidos en un campo de refugiados en Belén. Corrió un rumor entre el público que empezó a insultarme: “Dicen que eres estadounidense, por lo tanto un asesino de niños”, explicó mi intérprete. Sabía que los refugiados estaban resentidos con Estados Unidos por suministrar armas a Israel. Me dirigí al hombre que acababa de llamarme asesino: “¿Estás enojado porque te gustaría que mi país usara sus recursos de otra manera? ¿Quieres que te ayudemos a mejorar tus condiciones de vida? »

«Exactamente», respondió. ¿Tus hijos van a la escuela? ¿Tienen parques infantiles? ¡Porque el mío, cuando juega, está en la cloaca! Mi interlocutor expresó su sufrimiento durante veinte minutos. Buscando detectar los sentimientos y necesidades implícitos en cada una de sus afirmaciones, me contenté con recibir sus palabras. No como ataques, sino como el regalo de un prójimo que busca compartir su resentimiento y su sentimiento de vulnerabilidad. Se sintió comprendido, respetado, escuchado y supo escucharme, a su vez explicarme los motivos de mi visita: los beneficios de la CNV.

psicologia-infantil-mataro

¿Por qué este enfoque?
Marshall Rosenberg: Me pregunté muy temprano sobre la naturaleza humana. De niño, viví en Detroit, Michigan. El racismo era muy fuerte allí. En la escuela, mi apellido me valió insultos y golpes. Más tarde, convencido de que la naturaleza profunda del hombre lo lleva a dar y recibir con espíritu de benevolencia, me planteé dos preguntas: ¿por qué nos desligamos de nuestra bondad natural hasta adoptar conductas agresivas? ¿Cómo, por el contrario, algunas personas logran mantenerse en contacto con él, incluso en las peores situaciones? Busqué respuestas en los textos religiosos. Luego estudié psicología clínica en la universidad. Pero pronto me desilusioné, escuchar a mis colegas hablar solo en términos de «patología» me parecía retrógrado y reductivo.

Después de mi doctorado, decidí emprender mi propia investigación. En ese momento conocí al profesor Carl Rogers y su trabajo fue invaluable para mí. “Para superar el sufrimiento, dijo, es necesario tener escucha empática y autenticidad”. Siempre me ha llamado la atención el papel determinante del uso que hacemos de las palabras. Nuestra relación con el lenguaje, a través de nuestra educación, empuja a la mayoría de nosotros a etiquetar a los demás y a exigir en lugar de tomar conciencia de nuestros sentimientos, nuestros deseos y nuestras responsabilidades. Así que animé a las personas a ir más allá de esta comunicación alienante para que aprendan a expresar sus verdaderos deseos, a escuchar la demanda detrás del mensaje expresado y tratar de responder a ella.

sicologia-infantil.granollers

¿Qué hacer con una persona silenciosa?
Marshall Rosenberg: Tuve un paciente que no había abierto la boca durante mucho tiempo. Empecé a decirle cómo me sentía: “Estoy tenso porque quisiera poder establecer comunicación contigo y no sé cómo hacerlo. A falta de respuesta, hablé de mí durante tres cuartos de hora. Al día siguiente: siempre el mismo sufrimiento expresado a través del silencio. Y yo estaba haciendo todo lo posible para establecer una conexión al contarle sobre mi impotencia.

Al quinto día, por fin, se comunicó: apartando la cara de mí, me acercó el puño a la cara. Abrí sus dedos apretados, uno por uno. Levantaron una hoja de papel que decía: «Por favor, ayúdame a decir lo que hay dentro».

¿Hablas no violento?

Como Gandhi o Martin Luther King, ¿hablas con fluidez el lenguaje de la no violencia, que Marshall Rosenberg también llama el “lenguaje del corazón”, que garantiza la serenidad y el respeto? Para averiguarlo, aquí hay cuatro ejercicios relacionados con los cuatro componentes de la CNV.

Observar sin juzgar
Marca las oraciones que creas que no son críticas:

Sylvia trabaja demasiado.
Arnaud es un hombre generoso.
Jean-Louis no me pidió mi opinión durante la reunión

Observación
– 1 “Demasiado” es una opinión. Para no juzgar, se podría haber dicho: “Hoy, Sylvia estuvo doce horas en la oficina. »
– 2 “Generoso” es una evaluación. Para evitarlo, podríamos haber dicho: “Durante veinte años, Arnaud ha dado una décima parte de su salario a la caridad. »
– 3 Ésta es de hecho una observación sin evaluación.

psicologia-infantil-mataro

Expresar claramente los sentimientos.

Marca las oraciones donde, en tu opinión, se nombran los sentimientos:
-1 Tengo la sensación de que no me amas.
-2 Tengo miedo cuando dices eso.
-3 Me siento incomprendido.

Expresión

-1″No me amas» no expresa los sentimientos de la persona que habla, pero describe los que atribuye al otro.
-2Aquí, un sentimiento se expresa específicamente.
-3 «Incomprendido» no es un sentimiento. Se podría haber dicho: “Estoy decepcionado…”

Identificar sus necesidades

Marca las oraciones donde, en tu opinión, la persona que habla se responsabiliza de sus necesidades:
1- A veces la gente tiene pequeños pensamientos que me lastiman.
2- No estoy contento cuando llegas tarde.
3- Estoy enojado cuando dices eso, porque necesito respeto y escucho tus palabras como un insulto.

Identificación de necesidades
1- Para precisar realmente las necesidades que están en el origen de sus sentimientos, esta persona debería haber dicho: «A veces, cuando la gente reflexiona sobre mí, me siento herido, porque me gustaría ser apreciado. »
2- Para expresar verdaderamente tus necesidades, deberías haber dicho: “Estoy molesto porque llegas transcurridas las 22h, porque esperaba pasar la noche contigo. »
3- Aquí, la persona asume toda la responsabilidad de sus sentimientos.

Sepa cómo hacer una petición

Marque las oraciones donde, en su opinión, se requiere una acción concreta:

1.Quiero que me entiendas.
2. Quiero que dejes de beber.
3. Me gustaría que no excedieras el límite de velocidad.

Formulación

  1. «Que me entiendas» no expresa claramente una petición concreta
  2. No decimos aquí lo que queremos, sino lo que no queremos.
  3. Aquí, la petición es clara y concreta.

mindfulness

Autora: Lucia Rodríguez Brines

Apasionada e investigadora de la mente humana. Respeto el sufrimiento humano y procuro ayudar a disminuirlo. Convencida, como psicóloga y como meditadora, de que existe un proceso de evolución de la psique del ser humano. Cómplice del desarrollo de conciencia y valores humanos.

 

 

 

mindfulness-mataro.

Si estás interesad@ en conocer nuestros servicios de psicología y mindfulness, puedes escribirme a info@psitam.com y estaré encantada de atenderte.

estres-mindfulness-mataro4

 

Contáctanos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.