autoestima-mataro

Polifacética y ampliamente compartida, la ansiedad campa a sus anchas en nuestras sociedades industrializadas y juega al escondite con nuestros nervios y nuestra razón. Revelar sus diferentes máscaras nos ayuda a combatirla mejor.

¿Se está convirtiendo la ansiedad en el nuevo mal del siglo? Según los estudios , un 40% de la población española tiene ansiedad. Y las mujeres,  se ven tres veces más afectadas que los hombres, sobre todo si son cabezas de familia monoparental.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí ?

Mientras que los pacientes de Freud vivían en la culpa, la vergüenza y el miedo a la sexualidad, lo que sufren los individuos hoy es una «trágica incapacidad» para formar una identidad relacional, para saber quiénes son socialmente, cuál es el significado de su vida, por qué toman decisiones. Y viven esta situación como un verdadero trauma que se manifiesta cada vez más por esa forma de angustia que es el ataque de pánico -en que la persona tiene la sensación de volverse loca, de vivir en un mundo irreal, sin entender qué está pasándole.

meditacion-mindfulness

Tipos de Ansiedad

Con su naturaleza tan alarmante, el ataque de pánico no se parece mucho a la idea que tenemos de la ansiedad. Cuando pensamos en ésta, más bien pensamos en Woody Allen y todos aquellos, como él, que se preocupan por todo, imaginando lo peor, hasta el punto de parecer horripilantes (o ridículos): ante una propuesta de vacaciones en Nápoles, piensan en la erupción del Vesubio; en el amor, si la llamada del amado se demora, están convencidos de que es la ruptura, demasiado preocupados para salir de vez en cuando; al enterarse del aumento del desempleo, se ven a sí mismos como personas sin hogar…

De hecho, la ansiedad es una entidad clínica que agrupa manifestaciones que no parecen pertenecer a la misma familia: las fobias, cuando cristalizan sobre un objeto concreto (el avión, las arañas, etc.); TOC o trastorno obsesivo compulsivo, que se manifiesta en rituales irracionales (lavarse las manos varias veces seguidas, controlar constantemente que la puerta o el gas estén cerrados); TAG o trastorno de ansiedad generalizada, cuando invade cada segundo de la existencia. Finalmente, los psiquiatras que tratan a supervivientes de accidentes, ataques o agresiones también se enfrentan a esta forma particular de ansiedad que es el estrés postraumático, una sensación permanente de peligro duplicada, por la noche, por pesadillas recurrentes.

meditacion-tipos

En resumen

La ansiedad es por tanto, simultáneamente, una patología que requiere tratamiento, un temperamento y una forma de estar en el mundo. Más allá de su carácter incapacitante, es sólo una exageración del estado de vigilancia extrema, que ha permitido y permite a nuestra especie sobrevivir a los peligros que le aguardan. Esto explica por qué todo ser humano ha experimentado algún día este sentimiento y pasa por fases de ansiedad en su vida. A partir de cierto umbral de voltaje, el sistema nervioso entra en pánico.

Angustia o ansiedad

La boca seca, la garganta constreñida, el corazón acelerado que a veces da la impresión de que está a punto de soltarse, el intestino que se retuerce y se nos dobla en dos… ¿Quién no ha sentido nunca estas dolorosas sensaciones? Si la ansiedad se forma en la cabeza, desborda la psique e invade el cuerpo. Según los psicoanalistas, la fibromialgia, con su dolor difuso y recurrente sería una manifestación psicocorporal de la ansiedad.

En cuanto a la hipocondría -la persona cree que padece de forma permanente un cáncer u otra enfermedad grave no diagnosticada- es considerada por los psicólogos como una expresión de ansiedad ante la muerte.

Hay algunos psicólogos que prefieren el término angustia. Para este último existen dos formas fundamentales: la angustia de separación (o abandono), ligada a la angustia original del infante incapaz de sobrevivir solo; y la angustia de castración, mezclada con la culpa, ligada a las primeras emociones sexuales de la vida que, más tarde, toma la forma del miedo a la muerte. El psicoanálisis dice que la ansiedad (o la angustia) resulta del sentimiento de carencia: falta del otro, miedo a perderse, falta de puntos de referencia, falta de una figura tranquilizadora en la que apoyarse.

meditacion-mindfulness

¿Nacemos ansiosos o nos volvemos ansiosos?

Las predisposiciones genéticas y bioquímicas que hacen que nazcamos con un temperamento ansioso ya son perfectamente identificables. Otro factor importante: el medio ambiente. Los padres preocupados generalmente transmitirán su visión del mundo a sus hijos aunque, en una familia, un hermano o una hermana jueguen, como reacción, la carta del optimismo. Prueba de que la ansiedad, hasta cierto punto, es evitable.

Christophe André también recuerda que no es tan catastrófico: “Los ansiosos son muy apreciados profesionalmente, con su constante necesidad de entregar su trabajo a tiempo, su atención al detalle, su búsqueda de lo mejor siempre. Un estudio de 2016 realizado por investigadores del King’s College London encontró un fuerte vínculo entre la creatividad y la ansiedad. Y es lógico: buscando constantemente soluciones para escapar de las catástrofes que prevén, las personas ansiosas activan sus neuronas desde la mañana hasta la noche.

mindfulness

Autora: Lucia Rodríguez Brines

Apasionada e investigadora de la mente humana. Respeto el sufrimiento humano y procuro ayudar a disminuirlo. Convencida, como psicóloga y como meditadora, de que existe un proceso de evolución de la psique del ser humano. Cómplice del desarrollo de conciencia y valores humanos.

 

 

 

mindfulness-mataro.

Si estás interesad@ en conocer nuestros servicios de psicología y mindfulness, puedes escribirme a info@psitam.com y estaré encantada de atenderte.

estres-mindfulness-mataro4

 

Contáctanos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.