habitos-salud

¡Detener el estrés en 21 días es posible! Ésta es la apuesta que te ofrecemos en Psitam: Un programa de 6 semanas con muchos ejercicios pero también explicaciones claras para entender mejor ese motor que a veces se nos desboca, nos desvela las noches, nos arruina la espalda y convierte cualquier esfuerzo en una escalada al Himalaya. 6 semanas para encontrar tu aliento y un ritmo de vida tranquilo, vale la pena ¿no?

Muchos de los pacientes que acompaño sufren de estrés que no pueden manejar.  Y así fue como me decidí a sintetizar un programa de mindfulness que dura 6 semanas, en el que mezclo teoría y ejercicios para hacerlo aplicable en el día a día.

Efectivamente estamos observando que el estrés es una patología cada vez más frecuente. Y desafortunadamente, el sentido de la historia apunta a un estrés aún mayor. Sin embargo, hay relativamente poca claridad sobre qué es realmente el estrés. Porque hay estrés bueno y malo, estrés crónico, estrés agudo… Por tanto, es necesaria una aclaración. Sobre todo porque el primer paso para mejorar es comprender lo que estás sufriendo.

¿Por qué estamos más estresados ​​hoy que antes?

El mundo siempre ha sido complicado. Y hoy se está volviendo complejo en el sentido de que los cambios y trastornos pueden ocurrir desde cualquier dirección posible y en cualquier momento. Esta complejidad es estresante, porque requiere un esfuerzo adicional de adaptación a un entorno que cada vez controlamos menos. El rápido ritmo de cambio en el mundo, la multiplicación de demandas, la sobreabundancia de información… todo esto corre el riesgo de crear aún más tensiones. ¡Pero la buena noticia es que tenemos los recursos para enfrentarlo! Porque un problema muchas veces genera sus soluciones. ¡Éstas son las soluciones que quiero compartir con los lectores!

estres-ansiedad-granollers

Las mujeres están más estresadas que los hombres…

Absolutamente. Porque se ven obligadas a multiplicarse a diario para hacer frente a las exigencias de la vida. En el trabajo les pedimos que sean muy competentes, en la casa deben despertar a sus hijos, estar presentes, estar bien, estar hermosas, estar delgadas… Toda esta búsqueda de la perfección genera presión y estrés.

Pero aún quiero señalar que, si bien las mujeres están más expuestas al estrés, también les resulta más fácil expresarlo. Si un hombre admite estar estresado, se le considera débil. Es un factor cultural importante. ¡Los hombres no lloran! Y debido a que, desde su infancia, les explicamos a los hombres que deben callar y soportar, tendrán más dificultades para expresar sus sentimientos de estrés.

¡Tal vez las mujeres expresen más estrés, pero los hombres lo sienten tanto como las mujeres!

pereza-hacer muchas cosas

Pero hablar de ello no es suficiente. ¿Por qué ?

Hablar de lo que sale mal hace bien, pero no se puede confiar en cualquiera. Porque el retorno puede no ser el que tú quieres que sea. Entonces sólo hablar no es suficiente, ya que puede dejarnos inactivos cuando el estrés requiere una parte activa de nosotros mismos. Ya sea comportamiento, ejercicios de respiración, meditación, requiere algo de pensamiento y acción. Por lo tanto, permanecer pasivos no nos ayudará a manejar nuestro estrés.

Hablar de ello es realmente importante porque el mayor riesgo es la evitación y la negación. Cuántas personas consultan muy tarde a su médico cuando se podría haber detectado la enfermedad que padecen. Hablar de tus angustias, de tus desvelos, de tus momentos de depresión, de ansiedad, ya es aceptar que hay un problema. Y ese es el punto de partida de todo el trabajo que se llevará a cabo para resolverlo.

¿Qué sugiero en este programa de 6 semanas para tomar acción?

Basados ​​en temas científicamente probados y validados, quiero brindar herramientas pragmáticas y operativas para poder cambiar a partir del mañana. No se trata de transformaciones radicales y revolucionarias, sino de pequeñas modificaciones que nos permitirán cambiar nuestra trayectoria en relación al estrés. Y estas novedades ayudarán a quienes sigan el programa a hacerse cargo de una forma muy realista.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.