mindfulness-mataro-mindfulness-granollers34

Mientras que algunas personas participan activamente en nuestro bienestar, otras, por el contrario, parecen hacer todo lo posible para dañarlo. ¿Cómo deshacerse de estas relaciones tóxicas?

Detectar doble discurso

En cuanto sientes un malestar interior frente a una persona, que te sientes envenenado por ella, o avergonzado por lo que nos parece una hipocresía, falsos cumplidos o falsa amabilidad, tenemos que cortarlo. corto, arreglarlo para poner algo de distancia.

Evita las personalidades tóxicas en el trabajo

En el mundo laboral, se trata de materializar esta distancia envolviéndote en un caparazón, mientras te aseguras de ser cortés, sobre todo si el problema proviene de tu jerarquía. Para empezar, lo mejor es evitar contar la historia de tu vida en la oficina: es pan bendito para personas tóxicas, que no dudan en transformarlo como les plazca.

mindfulness-empresas

Practica la inteligencia relacional

En la vida privada, también es necesario saber cómo romper con un amigo, si esta relación resulta tóxica. Puedes decir escucha «en tal y tal momento, me dijiste eso» o «en tal y tal otro, eso es lo que he concluido … Tu actitud es perjudicial para mí. Sabiendo que siempre es deseable mencionar los motivos del distanciamiento: el otro puede usarlo para hacer un cambio.

Nuestras relaciones: ¿nutritivas o vampíricas?

Algunas personas nos dan energía mientras que otras nos agotan. ¿Cómo cultivar el vínculo con el primero y mantener alejado al segundo? El psiquiatra Christophe André nos ayuda a descifrar nuestras relaciones.
Todos conocemos este sentimiento de estar nutridos, fortalecidos por una relación. Como, por el contrario, el de vaciarse, secarse. Pero, dependiendo de la situación, cada uno de nosotros puede, a su vez, tener energía o volverse ineficiente en términos de energía. Todos somos vampiros en potencia, porque nuestra tendencia natural es esperar todo del otro, querer devorarlos, explica el psiquiatra y psicoterapeuta Christophe André. Pero la inteligencia social y la madurez nos ayudan a entender poco a poco que ésta es una mala forma de apegarnos a los demás, que los vamos a agotar, a hacerlos huir.

Saber qué nos da energía o qué nos la quita, descifrar los comportamientos por los que agotamos a los que nos rodean, nos permite avanzar en el camino del equilibrio. Christophe André nos identifica lo que está en juego en las relaciones que vampirizan y en las que nutren.

Descifrar los comportamientos por los que agotamos a los que nos rodean, nos permite avanzar en el camino del equilibrio.

mindfulness-empresas

Relaciones vampíricas

Se reconocen por el grado de agotamiento que provocan. Como no hacen nada por nosotros, nos hacen retroceder y minar nuestro equilibrio emocional.

Demandantes crónicos

Nos vampirizan, porque su demanda emocional es interminable y somos impotentes para satisfacerla o hacerla evolucionar. Mientras nos colocan en el papel del salvador, aunque no tengamos la capacidad ni el deseo de hacerlo, estos eternos demandantes nos ponen en una situación de fracaso porque, en realidad, no están centrados para recibir nuestro consejo.

Adictos afectivos

Constantemente están pidiendo una prueba de amor, … Al aferrarse a nosotros como niños, nos colocan en la posición de padres y colocan una abrumadora responsabilidad sobre nuestros hombros. Y en cuanto queremos distanciarnos, la culpa nos invade.

expresar-pareja

El hipersensible

Su mayor sensibilidad nos obliga a estar en guardia en todo momento. Porque, con ellos, todo está sujeto a interpretación, a justificación, es probable que provoque una tragedia. Por tanto, nos condenan a un autocontrol permanente.

Conflictos

Para ellos, la resolución de problemas requiere agresión, lo cual no les cuesta nada, ya que el conflicto es su modus operandi. Por otro lado, este tipo de relación es emocionalmente costosa para la persona agredida que saldrá vacía de ella.

¿Qué podemos hacer? :  saber poner límites

En las relaciones vampíricas, es importante establecer la distancia correcta para no quedar atrapado. Nos arriesgamos a someternos a la patología del otro y convertirnos en su víctima, para luego hundirnos en la agresión y el resentimiento. En general, debemos tener cuidado con nuestra tendencia a asumir el papel de salvadores. Nuestras emociones son la mejor llamada de atención: una sensación de malestar que se instala nos dice que digamos ¡Alto!

emociones-granollers

Pequeñas cosas que hacen bien

El cumplido de un extraño, la simpatía de un vecino que pregunta por nuestro trabajo, la amabilidad de un amigo son signos de que nuestra existencia tiene un interés, por pequeño que sea, en los demás. Tendemos a subestimar estos gestos, a reducirlos a automatismos. Sin embargo, aumentan nuestra sensación de ser apreciados. Todos necesitamos múltiples niveles de relaciones, y estos vínculos superficiales son tan importantes como las relaciones sólidas de amor o amistad. Los ancianos, por ejemplo, que tienen relaciones superficiales pero regulares con los comerciantes, extraen energía vital de ellos.

La dinámica del intercambio

Las relaciones basadas en el intercambio genuino nos nutren porque entramos en una dinámica de creación recíproca. Cada uno se inventa abriéndose al mundo del otro. El intercambio asume que no hay sumisión ni dominación, sino igualdad y reciprocidad. Si alguien comparte su dolor con nosotros y está dispuesto a escuchar de nosotros, nos está gratificando porque nos ha elegido. Y el diálogo que se establezca será una fuente de energía para ambos.

psicologo-granollers

El regalo, la forma ideal de recibir

Cuando estamos en condiciones de dar tiempo, amor, ayuda, irradiamos energía positiva. Las recompensas que recibimos a cambio aumentan nuestra autoestima. Y nuestro beneficio es igual al que recibe la otra persona.

Transmitir lo que te da sentido a tu vida

Tener la prueba de que lo que hacemos tiene sentido aumenta diez veces nuestra energía. Cuando un maestro logra enseñar a leer a un alumno con dificultades, sale «lleno de energía». Las relaciones de transmisión, pedagógicas o terapéuticas, son muy gratificantes: refuerzan nuestro sentimiento de utilidad y eficacia. Siempre que podemos adoptar un comportamiento acorde con nuestros valores, nos energiza porque nos sentimos bien con nosotros mismos.

psicologia-granollers

Relaciones que transforman

Debemos alimentarnos de varias fuentes. Los alimentos diarios son proporcionados por nuestros seres queridos. Pero también necesitamos relaciones que nos transformen. Algunas personas, agresivas, pueden molestarnos o disgustarnos, pero nos permiten avanzar, crecer. Estas relaciones incómodas son a veces la mejor manera de renovar nuestra energía.

mindfulness

Autora: Lucia Rodríguez Brines

Apasionada e investigadora de la mente humana. Respeto el sufrimiento humano y procuro ayudar a disminuirlo. Convencida, como psicóloga y como meditadora, de que existe un proceso de evolución de la psique del ser humano. Cómplice del desarrollo de conciencia y valores humanos.

 

 

 

mindfulness-mataro.

Si estás [email protected] en conocer nuestros servicios de psicología y mindfulness, puedes escribirme a [email protected] y estaré encantada de atenderte.

estres-mindfulness-mataro4

 

Contáctanos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *