mindfulness-niños

En los últimos años, la expresión “niño interior” ha ganado terreno entre el público en general. Pero rara vez se comprende bien. Sin embargo, es una herramienta de desarrollo personal comúnmente utilizada en terapia. Historia y explicación de un concepto importante en psicología humanista.

Remo y Rómulo arrojados a las olas del Tíber, Moisés salvado de las aguas, Zeus amenazado con ser devorado por su padre Cronos, Pulgarcito abandonado en el bosque … Mitos, religiones y cuentos de hadas siempre han puesto en escena a niños en peligro que, después de haber pasado a la clandestinidad, se enfrentaron a mil pruebas hasta el día en que se convirtieron en héroes. Estos personajes legendarios simbolizan perfectamente la imagen del Niño Interior, que tan popular se ha hecho en la psicología estadounidense en los últimos veinte años: todos llevamos dentro un niño que ha sido acosado, abandonado, maltratado o silenciado por el adulto que somos. Reconocerlo y liberarlo significa reconocer y liberar nuestra esencia más profunda, nuestro potencial creativo, nuestra espontaneidad y, en definitiva, nuestra propia naturaleza heroica.

tecnicas-estudio-preescolar

Ya en la década de 1940, el psiquiatra Carl Gustav Jung había notado que, en las mitologías, muchos salvadores son dioses-niños. Nada podría ser más normal, explica, ya que, por naturaleza, el niño es portador de transformación. Una cualidad que a menudo falta en los adultos. A partir de esta simple observación, forja uno de los conceptos clave de la psicología analítica, la «individuación», un proceso que nos empuja a convertirnos en individuos lo más completos posible a través de las capacidades transformadoras del niño que vive en nosotros.

Convertirnos en individuos lo más completos posible a través de las capacidades transformadoras del niño que vive en nosotros.

Pero fue en la década de 1960 cuando los inicios del Niño Interior comenzaron a aflora. Primero en su forma «más simple»: la parte de nuestra personalidad que mantiene la sensibilidad de un niño y que a veces hace que nos comportemos de manera infantil. Esta idea fue luego desarrollada y popularizada por el psicólogo estadounidense Eric Berne, quien la convirtió en la base del análisis transaccional. Según su teoría, nuestro mundo interior está habitado por tres estados del yo, que usamos más o menos bien: el Padre, que establece las reglas; el adulto, que piensa, decide y resuelve problemas; el Niño, que siente y reacciona.

psicologia-infantil

Pero fue durante la década de 1980 cuando la idea del Niño Interior realmente despegó en el mundo de los terapeutas. Entre los pioneros, una famosa pareja de psicólogos y analistas, Hal y Sidra Stone. Para ellos, los tres estados del ego no son suficientes, porque nuestro mundo interior está poblado por innumerables subpersonalidades: el Conquistador, el Tirano, el Protector, el Artista, el Seductor… y muchos otros. Luego desarrollaron su propio método, el Diálogo Interno que consiste en entrar en contacto con nuestras subpersonalidades. Esta idea está directamente inspirada en la psicosíntesis, un método desarrollado en la década de 1960 por el psiquiatra italiano Roberto Assagioli. Para él, estas subpersonalidades impiden que nuestro yo profundo se exprese, provocan conflictos internos, sentimientos de vivir en una posición incómoda.

vacaciones-familia

Para resolver este tipo de malestar, la psicosíntesis permite identificar todas las partes fragmentadas de nuestra psique y encontrar nuestro verdadero yo para comenzar una transformación interior. El método del Diálogo Interior aporta una dimensión adicional: permite encontrar y aceptar las subpersonalidades que permanecen en las sombras, aquellas que negamos, en particular el Niño Interior, muchas veces abandonadas durante la transición a la ‘edad adulta’. Sin embargo, al perderlo perdemos infinitamente la magia y el misterio de la vida, del placer y de la intimidad de las relaciones. Este método consiste en establecer, con la ayuda de un terapeuta, un diálogo con nuestro Niño Interior, como si estuviéramos conversando con una persona real. Y empezando por darle una buena sorpresa: explicarle que no necesita crecer porque, precisamente, su infancia es una fuente incomparable de riqueza interior.

Al perderlo perdemos infinitamente la magia y el misterio de la vida, del placer y de la intimidad de las relaciones.

adopcion-niño

Al mismo tiempo, el psicólogo estadounidense John Bradshaw, que se había hecho un nombre en millones de hogares norteamericanos a través de sus libros familiares y documentales de televisión, desarrolló su propio método. Él también consideró que la noción de «estado infantil» del análisis transaccional era insuficiente: faltaban las etapas del desarrollo. Como cualquier niño, nuestro Niño Interior pasa por diferentes etapas para evolucionar. Es durante una u otra de estas etapas que nos separamos del niño que está en nosotros, y es esta grieta la causa de nuestra agitación, de nuestro malestar. Su método, que detalla en su bestseller «Finding the Child in Yourself», consiste en descubrir en qué etapa de desarrollo hemos abandonado nuestro Niño Interior.

Todos necesitamos, en diversos grados, reconectarnos con nuestro Niño Interior. Pocos hemos tenido una niñez perfecta, sin conflictos, sin heridas… Lo que probablemente explica por qué los métodos del“ Niño Interior ”se han multiplicado y por qué las prácticas se están volviendo cada vez más populares. Tan pronto como un individuo ha domesticado y alimentado espiritualmente a su Niño Interior herido, la energía creativa de su maravilloso Niño Biológico comienza a emerger. Una vez integrado, el Niño Interior se convierte en la fuente de una sana regeneración y nueva vitalidad.

cuidado-bebe

Cinco pasos para conocerlo

Se trata de establecer un diálogo con el niño que hay en nosotros, no de «jugar al niño». Los principales pasos que te ofrecemos los puedes realizar solo, en casa, pero de ninguna manera reemplazan el trabajo realizado con un terapeuta.

1. Encuentra las posturas del niño

Para hacer contacto con su Niño Interior, coloque ambas manos sobre su plexo solar, cierre los ojos y diríjase a él como a una persona real. Como se expresa sobre todo a través de nuestras sensaciones físicas, puedes intentar encontrar las actitudes, gestos, posturas propias de un niño.

2. Pide perdón

Una forma de ganarse su confianza es pedirle perdón por haberla descuidado durante tantos años. Puedes hablar con él o escribirle una carta. Explícale por qué no has dado más noticias, cuéntale de tu vida desde que empezaste a crecer, tu felicidad, tus desgracias, sin mentir ni disimular la realidad.

3. Inicie el diálogo

Ésta es una conversación real. Haga preguntas sencillas en voz alta: «¿Cómo estás?» «,» ¿Está de acuerdo en hablar conmigo? … Deja que las respuestas lleguen, como si estuvieras jugando una obra de teatro. Si por casualidad escuchas otra voz más infantil, está bien. Al principio, este tipo de ejercicio puede resultar confuso, incómodo: demuestra que tienes problemas para aceptar a tu Niño Interior.

4. Pídale que dibuje sus emociones.

El dibujo es uno de los medios de expresión más populares para los niños. Tome papel y lápices, y pídale a su Niño Interior que haga un dibujo del adulto que es usted. Use su mano izquierda si es diestro, y viceversa. Día tras día, puedes pedirle que dibuje diferentes escenas: qué lo enfada o entristece, cómo se ve a sí mismo cuando se siente solo … luego qué lo hace feliz, orgulloso de sí mismo, espontáneo …

mindfulness-escuela

5. Sea un padre cariñoso

A medida que avanza su diálogo, a medida que reconoce al niño que vive en usted, demuéstrele que puede ser un Padre cariñoso, que respeta su propia personalidad, que sabe jugar y reír con él, que tiene en cuenta sus deseos y sus opiniones. , y que también sepa imponer una disciplina. Date iempo para relajarte, jugar, dibujar o escribir lo que te venga a la mente, para consolarte, para cuidarte.

mindfulness

Autora: Lucia Rodríguez Brines

Apasionada e investigadora de la mente humana. Respeto el sufrimiento humano y procuro ayudar a disminuirlo. Convencida, como psicóloga y como meditadora, de que existe un proceso de evolución de la psique del ser humano. Cómplice del desarrollo de conciencia y valores humanos.

 

 

 

mindfulness-mataro.

Si estás interesad@ en conocer nuestros servicios de psicología y mindfulness, puedes escribirme a info@psitam.com y estaré encantada de atenderte.

estres-mindfulness-mataro4

 

Contáctanos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.