llorar-tristeza

Los latidos del corazón, las olas de calor por todo el cuerpo, la sensación de asfixia… Una persona que sufre un ataque de pánico se ve invadida por sensaciones intensas e incontrolables. Las cifras aún son poco conocidas, pero parecería que entre un 5 y un 10% de la población es víctima, de forma aislada o repetida, de este tipo de crisis.

¿Qué es un ataque de pánico?

Los ataques de pánico se caracterizan por su brutalidad: ocurren por sorpresa y son muy intensos. Suele manifestarse por una actividad cardiorrespiratoria más rápida e intensa, así como por síntomas neurosensoriales, como mareos y escalofríos. La mayoría de las veces, se prolonga durante unos minutos, pero puede durar hasta media hora.
Es una crisis brutal durante la cual el cuerpo se pone en alerta máxima sin una razón evidente. El corazón comienza a latir más rápido, todas tus extremidades están temblando, te sientes mal, intenso. Realmente hay una sensación de pérdida de control.

Durante un ataque, la persona suele estar aterrorizada y con mucho miedo de morir, la mayoría de las veces de un ataque cardíaco. Una vez calmado, la persona siente un gran alivio y una fatiga severa.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

Cuando una persona tiene un ataque de pánico, experimenta al menos cuatro de las siguientes sensaciones:

Sudor
Palpitaciones
Temblores
Corte de aliento, sensación de asfixia
Estrangulamiento, nudo en la garganta
Dolor o malestar en el pecho
Náuseas
Mareos,  inestabilidad.
Pérdida del sentido de la realidad
Miedo de perder el control, de volverse loco
Miedo a morir
Parestesias
Escalofríos, sofocos

¿Cuáles son las posibles causas?

Las principales causas de un ataque de pánico son el estrés, las fobias, el trauma, el entorno, tanto material como humano (padres ansiosos por ejemplo) y el temperamento. Algunas sustancias también pueden provocar ataques de pánico, como el alcohol, la cocaína, el cannabis o los alucinógenos.

Al tratarse de un trastorno funcional, no existen patologías médicas que lo expliquen. Sin embargo, un equipo de investigadores estadounidenses tiene la teoría de que un ataque de pánico podría ser provocado por problemas físicos y posiblemente hereditarios. Su investigación los llevó a estudiar un gen regulador de la serotonina, que se dice que hace que algunas personas sean más propensas a sufrir convulsiones que otras. Esta teoría aún no ha sido probada.

La herencia debida a anomalías genéticas sigue siendo muy hipotética. De cualquier manera, la hipótesis en este caso, basada en datos científicos, sería que el 30% de las causas son biológicas y el 70% relacionadas con factores ambientales. Por otro lado, pequeñas anomalías fisiológicas constitucionales pueden promover la aparición de ataques de pánico.

ser-mas-positivo

¿Qué pasa si tienes un ataque de pánico?

Cuando has tenido uno, es fácil reconocer los síntomas. En este punto, es importante controlar tu ansiedad para no sentirte abrumado. En Psitam te podemos orientar con algunas técnicas sencillas de relajación y meditación para aprender a manejar esta situación: control respiratorio; tienes que aprender a respirar despacio. También puedes hacer anclajes, como apretar los puños, decir frases tranquilizadoras o concentrarte en el momento presente.

bullying-acoso

¿Cómo tratar / curar estas crisis?

Una de las principales consecuencias de un ataque de pánico es la preocupación persistente de que vuelva a ocurrir. Es fundamental deshacerse de esta ansiedad y al mismo tiempo el riesgo de revivir esta experiencia. La relajación y la meditación son muy efectivas, pero también existen otras opciones más médicas.

La terapia, ya sea cognitiva o conductual, parece ser la solución más adecuada. También es posible utilizar medicamentos, como ansiolíticos. Si el paciente experimenta ataques de ansiedad durante un período prolongado (varios meses), entonces hablamos de trastorno de pánico. En este caso, es necesario un seguimiento médico más intensivo.

mindfulness

Autora: Lucia Rodríguez Brines

Apasionada e investigadora de la mente humana. Respeto el sufrimiento humano y procuro ayudar a disminuirlo. Convencida, como psicóloga y como meditadora, de que existe un proceso de evolución de la psique del ser humano. Cómplice del desarrollo de conciencia y valores humanos.

 

 

 

mindfulness-mataro.

Si estás interesad@ en conocer nuestros servicios de psicología y mindfulness, puedes escribirme a info@psitam.com y estaré encantada de atenderte.

estres-mindfulness-mataro4

 

Contáctanos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.