psitam-psicologia-psicologo-granollers

La discalculia se agrupa en los denominados “trastornos de aprendizaje”. Estos trastornos expresan un déficit en una habilidad cognitiva en una persona y cuya etología o fuente causal no se explique por: un déficit sensorial, retraso mental, un trastorno emocional, un déficit motor o una escolarización deficiente.

Los trastornos de aprendizaje pueden afectar al área de: lectura, matemáticas, escritura, dibujo, relaciones sociales y conducta. La discalculia presenta dificultades únicamente en el área de matemáticas.

Síntomas de la discalculia

Para poder realizar un diagnóstico de discalculia, El Niño/a tiene que presentar unos síntomas y que hayan persistido al menos 6 meses pese a esfuerzos deliberados dirigidos a solucionarlos. Estos síntomas son: dificultades para dominar el sentido numérico, datos numéricos o el cálculo; dificultades para el razonamiento matemático. Las aptitudes matemáticas están por debajo de lo esperado para la edad cronológica e interfieren significativamente con el rendimiento académico. Y como ya comentamos, estas dificultades de aprendizaje no se pueden explicar mejor por discapacidades intelectuales, trastornos visuales o auditivos no corregidos, otros trastornos mentales o neurológicos, adversidad psicosocial o directrices educativas inadecuadas.

La gravedad del trastorno puede ser leve, moderada o grave. En concreto para la discalculia en lo relativo al sentido de los números, la memorización de operaciones aritméticas, el cálculo correcto o fluido o el razonamiento matemático correcto.

Muy importante destacar que la discalculia no está relacionada con un cociente intelectual bajo. A veces incluso se manifiesta en personas con un CI elevado.

psitam-psicologia-psicologo-granollers

En resumen,

la discalculia es un trastorno que padece una persona en edad académica que consta de problemas para procesar la información numérica, aprender operaciones aritméticas y cálculo correcto o fluido.

A veces estos síntomas están latentes en el niño/a hasta que las demandas de las aptitudes académicas afectadas superan sus capacidades limitadas.

Entendiendo mejor la discalculia…

-Existen diversos tipos de discalculia:

•Discalculia verbal, practognóstica, léxica (lectura de símbolos),  gráfica (escribir cifras y signos), ideodiagnóstica (entender conceptos matemáticos), operacional (dificultad en operaciones matemáticas).

Además pueden aparecer variables que agraven el trastorno de la discalculia, por ejemplo: el paso a conceptos más abstractos antes de comprender los básicos o una actitud negativa y de indefensión hacia las matemáticas. (frustración, confusión…)

Ser competente en matemáticas depende de tres habilidades: visuoespaciales, de adquisición del lenguaje matemático (sirve para ordenar la información, integrar y llevar a cabo el procedimiento…) y de memoria.

Hay algunas señales que pueden indicarnos que el niño/a puede tener discalculia: les cuesta aprender operaciones numéricas y procedimientos, cometen errores al escribir o leer números (confunden decenas-unidades), responden de manera insegura o tardan más tiempo, no respetan la secuencia de los pasos a resolver un problema o una operación, olvidar normas aritméticas, fórmulas o tablas de multiplicar, no respectanr los signos aritméticos, le cuesta el cálculo mental automático, presentan dificultades para entender y aprender el vocabulario de las matemática, no utilizan adecuadamente el reloj, el calendario, el dinero.

Un niño con discalculia necesitará: una enseñanza y una práctica más intensiva durante un período de tiempo más extenso en el aprendizaje de los conocimientos básicos. Esto se lleva a cabo con estrategias como por ejemplo: trabajar la base empezando por unidades, luego decenas, etc, para fortalecer la línea numérica mental, uso de elementos visuales y gráficos para fomentar la comprensión de enunciados de problemas matemáticos. Es importante no imponer limitación temporal en el proceso de aprendizaje, adaptarse al ritmo de interiorización del alumno.

Si en tu caso….

Si estás experimentador como orientador, tutor o progenitor algún malestar con un caso de discalculia o  crees que podría tratarse de ello y buscas una intervención profesional o algunas orientaciones, puedes contactar con un profesional de Psitam psicología rellenando el formulario de contacto de la web o a través de teléfono, email o WhatsApp.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *