mobbing-acoso-laboral

mobbing-acoso-laboral

Qué es el mobbing o acoso laboral 

El concepto de mobbing se puede traducir como acoso psicológico en el ambiente laboral. Se refiere a la falta de respeto y de consideración del derecho a la dignidad del trabajador.

Heinz Leymann psicólogo de la Universidad de Estocolmo fue el primero en acuñar la definición de mobbing, que lo define como “un proceso destructivo que se compone de una variedad de actuaciones agresivas –más o menos sutiles- que, tomadas de forma aislada, podrían parecer insignificantes, pero cuya repetición constante provoca efectos muy perjudiciales

  • Otros autores han añadido que todo comportamiento abusivo (ya sean gestos, palabras, actitudes, acciones…) que atenta –por su repetición– a la dignidad o la integridad psíquica o física de una persona, poniendo en peligro su trabajo o degradando el clima laboral, implica un problema de acoso psicológico.

El objetivo de la práctica del mobbing es intimidar, reducir y consumir emocional e intelectualmente a la víctima, con intención de expulsarla de la organización y de satisfacer la necesidad insaciable de agredir y destruir.

El abusador aprovecha la situación de la organización (caos, desorganización, urgencia, cambios, etc…) para canalizar una serie de impulsos y tendencias psicopáticas.

Cómo se mide el mobbing

Uno de los primeros instrumentos pionero en la medida del mobbing fue la escala Cisneros, un cuestionario elaborado por el profesor Iñaki Piñuel que se puede autoadministrar y está compuesto por 43 ítems que objetivan y valoran 43 conductas de acoso psicológico.

Dicho cuestionario se integra en el Barómetro CISNEROS®, que es un Cuestionario Individual integrado por una serie de escalas cuyo propósito es sondear de forma periódica el estado, y las consecuencias, del acoso laboral en las organizaciones.

Cómo se produce el mobbing

La práctica del mobbing se justifica aludiendo a un mal desempeño laboral.

Para conseguir justificarlo se toman pequeños errores, insignificantes que no importan realmente para el desempeño del trabajo como argumentos para fustigar a la persona.

Al trabajador se le atribuye no solamente un desempeño laboral negativo, sino una mala actitud, que esconde perversas intenciones, en todos sus comportamientos en la organización.

acoso-trabajo

Progresivamente, la persona cambiará su propia percepción de sí misma, ya que los comentarios y actos de hostigación hacia ella (que se producen bajo pretextos sin importancia real) le hacen mella y provocan efectivamente un descenso de su rendimiento laboral –que parece confirmar la visión que se le intenta hacer creer de que es un mal trabajador/a o incluso una mala persona.

El mobbing no se ciñe sólo a la esfera personal sino que también ataca al auto-concepto que la persona tiene de sí mismo/a.

Así es como un trabajador que en un inicio era válido, incluso genial y creativo, pierde sus atributos.

Se convierte en un trabajador que cree que todo lo hace mal, que es un desastre en todo, que los que lo acusan tienen razón de que todo cuanto lleva a cabo está mal.

Por lo tanto, cambia su concepto de sí mismo como un mal trabajador, y su miedo a recibir nuevas críticas o acusaciones le produce bloqueo y daño psicológico a medio o largo plazo.

El objetivo más corriente del mobbing es desmoronar su desempeño laboral para inducir o facilitar su salida de la organización.

El acoso psicológico necesita de uno o más agresores, que operan bajo ciertas condiciones de la organización que les procuran cierta inmunidad o margen de actuación.

A propósito de esto es necesario matizar que lo más común es que haya individuos que llevan a cabo el mobbing, no las organizaciones.

Por qué se genera el mobbing

En algunos casos la que trama el delito de mobbing es la misma organización, personas de elevado nivel jerárquico dan instrucciones para llevar al cabo el acoso contra el trabajador.

En este caso, la persona que decreta la persecución (independientemente de su cargo) es la responsable real del delito, y en segundo término, los que ejecutan las órdenes.

mobbing-acoso

Esto sucede cuando se pretende destruir a la víctima para forzarla a abandonar su trabajo, ahorrando así a la organización una indemnización por un despido improcedente.

Por ello se intenta deteriorar su desempeño laboral mediante acciones tramposas y desestabilización psicológica, para poder tener después argumentos con los que justificar el despido, como falta de rendimiento y de productividad, absentismo, etc.

Por qué se practica mobbing en las organizaciones

Los motivos del mobbing son variados. El  más común en la mayoría de casos es que el trabajador objeto de mobbing se ha convertido en alguien que resulta amenazante para la persona que le hostiga.

El origen de la palabra mobbing de hecho describe la acción defensiva de un grupo de animales más débiles que atacan en grupo a un animal de más envergadura por el que se sienten amenazados.

  • El factor más frecuente que aparece en los estudios Cisneros por quienes sufren acoso psicológico laboral son los celos por una competencia o capacidad laboral admirable. La víctima suele ser objeto de envidia por la admiración y aprecio que despierta entre sus compañeros, jefes, clientes, por su facilidad de tratar con la gente, por valoraciones positivas que le hacen o elogios que recibe por su trabajo

mobbing-acoso-laboral

  • Otros motivos de acoso laboral o mobbing son los trabajadores que presentan algunos rasgos distintivos. Ser diferentes en edad, nivel de idiomas, experiencia laboral, sexo….etc puede provocar la persecución del que se desvía del grupo mayoritario. Estas diferencias suelen emplearse para culpabilizar e incluso demonizar al trabajador que en un momento determinado está listo para carga con la culpa de todo lo que no sale bien en un determinado entorno laboral. Se trataría del fenómeno de chivo expiatorio. Con ello se pretende distraer la atención de otros conflictos de la organización, camuflándolas.

mobbing-acoso

Como decíamos al principio, también en algunos casos se pretende coaccionar a la víctima para que renuncie a derechos. Por ejemplo, forzarle a:

· un cambio de turno o puesto de trabajo

· aceptar unas condiciones determinadas para jubilarse antes de tiempo

· aceptar una reducción de salario

· renunciar a la defensa jurídica de un derecho que tiene

· una excedencia o traslado

Otros motivos suelen estar relacionados con que el trabajador no se deje manipular o comprar, que no se dejan comprometer o no participan del juego de quienes manejan la organización.

Otra causa que provoca el mobbing, especialmente cuando la víctima es mujer, es que la víctima haya rechazado solicitudes de tipo sexual en casos de acoso sexual.

En resumen,

Las técnicas para destruir psicológicamente al trabajador son muy variadas y sutiles a veces. Todas intentan agobiar, insultar, atacar el trabajo, la vida privada de la víctima, aislándola, amenazándola…etc.

En esencia se pretende destruir la confianza que tiene en sí mismo/a la persona y su autoestima, y afectar así a su desempeño laboral, hasta entonces impoluto, minándolo.

Con ello se intenta incapacitarle como empleado, y que deje de ser útil y empleable para la organización.

mobbing-acoso-laboral

Esto constituye un delito, ya que por ley existe la obligación por parte de la organización de velar por la salud del trabajador, así pues, se trata de una responsabilidad de la organización responder a estos delitos que se cometen en sus dominios. Aunque en ocasiones esto deja impune al verdadero responsable del delito: personas desequilibradas y peligrosas para la prosperidad de la organización y el bienestar de sus trabajadores.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *