¿Por qué el tiempo vuela?

¿Qué es el tiempo según la psicología?

psicologia-niños

¿Por qué la percepción del tiempo cambia en las diferentes etapas de la vida?

¿Por qué cuando nos lo pasamos bien el tiempo parece volar, o al contrario, por qué ante una situación de estrés podemos vivir un segundo como una eternidad?

¿Dónde esta el tiempo?

El problema que tiene a la hora de investigarlo experimentalmente es que no es algo material que podamos tocar y ver, como ocurre con el resto de estímulos, en el sentido de que no hay una información física exterior y unos órganos especializados en captarlo, como sí que sucede con la información visual (que parte del procesamiento de unos estímulos externos).

A diferencia del estudio de otras facultades humanas como el procesamiento de los sentidos, con el tiempo no existe una correspondencia real entre un estímulo físico y un órgano que lo perciba.

¿Cómo mide el tiempo la psicología?

Lo que se puede hacer es medir el cambio que acontece entre dos estímulos y ver qué sucede a nivel interno de la persona. Otra forma de medirlo es la siguiente: el tiempo está presente en todas las modalidades sensoriales, porque estás percibiendo un estímulo auditivo, y a la vez, estás percibiendo la duración del intervalo de sonido. O estás viendo un estímulo visual y al mismo tiempo percibes cuánto tiempo dura ese estímulo. Así pues, el tiempo es una propiedad transversal de todas las modalidades sensoriales.

Curiosidad: ¿sabías que reaccionamos más rápido ante los estímulos auditivos que los visuales? Por esta razón en pruebas de atletismo, los atletas comienzan a correr con un disparo y no con un estímulo visual. Esto ocurre porque el cerebro tarda más tiempo en procesar información visual que auditiva, aunque sólo sea por  la demora neuronal que hay entre la recepcion del estímulo y el procesamiento por parte del área cortical que se encarga.

psicologia-tiempo

El tiempo: la metáfora

El concepto de la metáfora temporal nos cuenta cómo los individuos de una cultura determinada sitúan el tiempo en un espacio abstracto y en relación a ellos mismos.

  • Por ejemplo, para los occidentales el futuro se situaría delante y el pasado detrás y el presente no estaría localizado en la distancia.
  • Pero esta situación del tiempo de forma abstracta en relación a nosotros mismos es relativa y sujeta a la variabilidad cultural.
  • Hay un bonito ejemplo: en una cultura muy interesante africana ellos conciben el tiempo y el espacio de forma opuesta a la nuestra. Para ellos el futuro estaría detrás porque aún no lo han visto y el pasado está delante porque lo pueden ver, ya lo han vivido.

Noción temporal

La noción temporal tarda tiempo en desarrollarse. Es un concepto abstracto. Con 11 o 12 años ya comienzan los niños/as a poder ser precisos para saber cuánto dura un intervalo o situar cronológicamente los acontecimientos de su propia vida. A raíz de investigaciones también se sabe que los niños muestran mucha variabilidad en percibir estímulo temporal. Son poco precisos

tiempo-psicologico.

Los niños están durante su día a día constantemente en presencia de estímulos nuevos y trabajando facultades como la memoria procesando la información nueva y esto requiere más trabajo de procesamiento respecto un adulto que ya tiene archivada toda esta información. Esto explica porqué al crecer los días pasan “volando” y cuando éramos niños lo recordamos como un periodo más largo.

Para los niños los días pasan volando pero un año es una eternidad, y en la vejez es al contrario, un día transcurre lento pero un año pasa volando.

La actitud ante el tiempo

Se ha esudiado en psicología cómo una persona se sitúa a sí misma en el pasado, presente y futuro.

Si una persona está muy centrada en el presente, (en el sentido carpe diem), muy típico en adolescentes por ejemplo, se ha demostrado que mantener esta actitud temporal como filosofía de vida correlaciona con las conductas de riesgo (drogas, conducción temeraria, etc) y aleja de la realización de conductas saludables (deporte, meditación, etc).

tiempo-percepcion

El patrón contrario se observa en personas que tienen una actitud temporal hacia el futuro, son personas más responsables, planificadoras…esta actitud correlaciona menos con llevar a cabo conductas de riesgo y más con las conductas saludables.

Y para terminar…

¿No os ha pasado nunca que ante un momento estresante o una situación extrema, como un accidente por ejemplo, un segundo parece que se haga eterno? ¿Por qué nos ocurre esto? existen algunas hipótesis al respecto. Concretamente, hay un psicólogo americano que ha investigado a fondo este tema y ha concluido que:

  • El cerebro en una situación estresante le interesa registrar la máxima cantidad de información posible, registrar todo lo que sucede a su alrededor lo máximo posible con el objetivo de intentar buscar una salida. Evolutivamente hablando, esto tiene un sentido muy claro: la supervivencia. Así pues, como el cerebro está tan lleno de esta información que ha captado parece que el tiempo haya pasado muy lentamente que es lo contrario que nos pasa cuando nos lo pasamos bien.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.