Fracaso escolar: crisis u oportunidad

fracaso-escolar

La esencia de la educación es contribuir al desarrollo auténtico de la persona.

España encabeza la lista del fracaso escolar de Europa, es decir, muchos adolescentes entre 15 y 25 años no finalizan sus estudios de educación secundaria. El informe PISA elaborado por la OCDE evalúa competencias académicas en los estudiantes de 15 años de muchos países europeos.  Desgraciadamente, España siempre se sitúa en un rango muy inferior al de los países delanteros: Finlandia, Suecia, Singapur, Canadá, Noruega, Luxemburgo…

La preocupación y alarma por el aumento del fracaso escolar en nuestro país nos obliga a cuestionarnos….¿qué falla en nuestro sistema educativo? ¿por qué la misma institución social que se supone que ha de igualar los derechos de las persoonas, ofrecer grandes oportunidades, contribuir al desarrollo de la persona y crear un entorno de acogida y de realización de lo sueños personales, no cumple este propósito?

Causas del fracaso escolar

  • Evidentemente no se puede obviar los hechos que nos han conducido al sistema educativo actual. Los intentos de una mejor de la educación en tiempos de la IIªRepública 1931-1936 (creación de 27000 escuelas de educación primaria, laicas, obligatoriedad…etc) se perdieron con la imposición de la dictadura franquista.
  • Hasta hace escasos 50 años la educación era religiosa y retrógada y des de la transición (1975<) hasta la actualidad se ha realizado un gran esfuerzo para transformar la educación en obligatoria, laica y accesible a todos.
  • Finalmente, nos situaciones en la actualidad y observamos que el sistema educativo hoy en día ha de enfrentarse con nuevos enemigos y superar muchos obstáculos: fracaso escolar, falta de motivación, recortes, ideología política del gobierno…

Crisis educativa

Creo que la educación ha de reconstruirse y luchar para retornar a sus orígenes, a su esencia, que no es otra que contribuir al desarrollo holístico y auténtico de la persona.

Ahora es un momento adecuado para romper con los antecedentes históricos de la escuela de la Revolución Industrial. La educación ha de ser real, los contenidos curriculares no los han de diseñar personas en posiciones de autoridad ajenas a los problemas personales y la realidad social de los alumnos. Se han de tratar a las personas como lo que son: seres únicos capaces de todo lo que se propongan y dotados de numerosas y abundantes potencialidades, aptitudes e inteligencias.

fracaso-escolar-academico

Estoy completamente de acuerdo con el director de la Fundación Tomillo. El sistema educativo si bien en la teoría pretende el desarrollo de la persona, en la práctica obliga a cumplir unos contenidos curriculares y los profesores están preocupados por alcanzarlos, por tanto se otorga más importancia al conocimiento teórico, no se ofrece una educación profunda, se olvidan las otras dimensiones de la persona (inquietudes, sueños, aptitudes, inteligencias, habilidades…etc).

Además, paradójicamente, la misma institución que se supone que ha de garantizar el acceso y permanencia en la educación a los estudiantes y que busca ayudarles a conseguir sus aprendizajes es la misma que les graba a fuego sus fracasos y les castiga y excluye sistemáticamente.

Tal como asevera el director de la fundación Tomillo de segundas oportunidades y la escritora Victoria Camps: la educación ha de promover la igualdad de oportunidades, pero esto no implica ofrecerlas de forma idéntica. La educación tendría que destinar más recursos a aquellos que no han tenido una vida tan fácil, ya que la realidad social está repleta de desigualdades e injusticias y la diversidad cultural, económica y social es grande, por tanto no se ha de hablar de IGUALDAD sino de EQUIDAD, es decir, repartición equitativa de los recursos atendiendo a la diversidad del alumnado.

Un video de 7 minutos para los que deseen conocer la Fundación Tomillo de segundas oportunidades:

Resumiendo…

Pienso que es maravillosa la misión de la fundación Tomillo de ofrecer una versión de la educación más positiva: acoger a chicos y chicas en riesgo de exclusión social y que han fracaso académicamente (por una multiplicidad de motivos) y ofrecerles una nueva oportunidad de sentirse capaces y para aumentar su autovaloración y acercarles a sus sueños e ideales. Creo que educar no es destilar contenidos curriculares sino implicarse con cada alumno/a y trabajar conjuntamente para que cada uno muestre y se dé cuenta de todo el potencial que tiene.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *