6 tips para reducir la ansiedad cotidiana (comprovado)

superar-estres

La ansiedad se puede gestionar incorporando sencillas pautas a nuestra vida diaria.

El estrés permanente se convierte en ansiedad. Manejarlo para que no se descontrole es vital para nuestro bienestar.

  • Pensamiento realista y positivo:

    Nos hacen falta 2 habilidades: ATENCIÓN (para captar el pensamiento ansioso o conducta ansiosa que tenemos -por ejemplo, morderse las uñas-) y APRENDER A PENSAR POSITIVAMENTE (el pensamiento debe orientarse a lo racional y realista, no a una interpretación sesgada y negativa de la realidad)

  • ansiedad-estres

  • Relajación:

No pensar en proyectos y lo que tengo que hacer cuando estoy en momentos de ocio, o conduciendo, o de relax simplemente. Dejar de sumirnos en las rumiaciones y cavilaciones. Salir de ese modo de hacer. En definitiva, hay que incluir: RELAJACIÓN + AUTOINSTRUCCIONES POSITIVAS (como por ejemplo: “hay un tiempo al día para ocuparme de pensar en esto, ahora no debo preocuparme, no es útil ni productivo“).

  • No procrastinar:

    No procrastinar, lo cual es una forma elegante de expresar: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Eso te restará ansiedad. ¡Empieza por las pequeñas cosas! Si hay algo que tardas 2 minutos en hacerlo, hazlo ahora. Tu cerebro te lo agradecerá y se relajará ya que no tendrá que pensar más en ello.

  • Pausas en el trabajo:

    Márcate como objetivo realizar pausas a cada hora o 30 minutos mientras trabajas. Tu productividad aumentará ya que el cerebro rendirá más que manteniendo la atención durante horas.

    manejo-estres

  • Actividad agradable a diario:

Realiza a diario una actividad agradable (ver una película, escuchar música, nadar, leer, bailar…). Verás que te sientes con más energía y motivación cada día.

  • No autoobligarse:

    Si un día no te da tiempo a hacer las actividades de tu horario habitual, no debemos autoobligarnos, pues constituye un sobreesfuerzo que puede ocasionarnos estrés e irritabilidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *