6 extraños efectos que el amor produce en el cuerpo y el cerebro

psicologia cognitivo-conductual

El amor se dice que puede ser como una droga, esto es debido a que sus efectos son muy similares a los producidos por las drogas.

Cuando estamos enamorados nuestros cerebros se inundan con sustancias químicas que pueden inducirnos sentimientos de toda clase, des del placer hasta el apego.

Pero estar enamorado no sólo tiene consecuencias en nuestra mente: estas sustancias químicas que se liberan con el enamoramiento pueden causar reacciones en todo el cuerpo, lo que podría explicar la sensación de hormigueo que sentimos cuando vemos a un ser amado, por ejemplo.

Fíjate en cómo el amor afecta a nuestros cerebros y cuerpos:

Te sientes feliz

En la etapa inicial de una relación de amor te puede sentir eufórico, y esto tiene una buena justificación. La investigación científica ha demostrado un vínculo entre los fuertes sentimientos de amor y el aumento de los niveles del neurotransmisor dopamina en el cerebro, que es responsable de que experimentemos el placer, la recompensa y las emociones positivas.

Tu dolor se desvanece

Sólo ver imágenes de tu amado/a puede ayudarte a enmascarar los sentimientos de dolor y dolores físicos. Un estudio reciente descubrió que cuando las personas se tocaban con un utensilio caliente, su dolor disminuía más cuando se les mostraban fotos de sus seres amados respecto a cuando simplemente se les invitaba a distraerse realizando otra tarea.

Los ojos se quedan fijados en la mirada de tu amante

En una interesante investigación se agrupó a unos estudiantes en parejas de sexo opuesto que no se conocían entre sí y pasaron 2 minutos en cada una de las siguientes tareas: 1. Mirar a los ojos de su compañero, 2. Mirar las manos de su compañero 3. Contar cuántas veces su compañero había parpadeado. Las parejas formadas aleatoriamente comentaron que cuando se miraban a los ojos eran mucho más propensos a reportar sentimientos de afecto que cuando estaban haciendo cualquier otra tarea.

¿Qué significado e implicación crees que tiene este estudio y qué conclusión sacarías? ¡deja un comentario! :)

Tus mejillas se calientan

La liberación rápida y automática de adrenalina que experimentamos cada vez que vemos el objeto de nuestro amor también puede hacernos sonrojar. Esta hormona puede hacer que nuestros vasos sanguíneos se dilaten, mejorando el flujo de sangre y oxígeno por todo el cuerpo, pero también cambiando el color de nuestros rostros a rosados tonos detaladores.

Tu corazón está más protegido, literalmente

Las personas casadas que participaron en un estudio a gran escala fueron significativamente menos propensas que los solteros a sufrir ataques cardíacos, independientemente de su edad. El amor por sí solo no es la única variable protectora que previene de sufrir un ataque cardíaco: también se demostró que las personas casadas también son significativamente menos propensas que los solteros a fumar, y menos propensas también a participar en otros hábitos poco saludables.

Tu cuerpo entero se estremece

Los sentimientos de amor inundan nuestros cuerpos gracias a las hormonas adrenalina y norepinefrina, que provoca que nuestros corazones se agiten y nuestras manos suden. Un estudio reciente con más de 700 participantes se les invitó a colorear las partes de un cuerpo donde sentían actividad cuando veían imágenes y palabras relacionadas con el amor, y la mayoría de personas coloreaba todo el cuerpo, especialmente el pecho, el estómago y la cabeza.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.