Cómo organizar mi tiempo

Hábitos para ser positivo y conseguir tus metas (II)

Y continuando con el artículo anterior sobre cómo generar energía positiva y de empuje en uno mismo, aquí expongo algunos consejos muy fáciles de llevar a cabo y muy efectivos.

Haz una lista de tareas diarias

organizar-tiempo

Una gran manera de estar prepararse óptimamente para el día es elaborar una lista de tareas pendientes.

En mi caso, planeo hasta seis tareas que quiero completar a lo largo del día, y esto es efectivo por dos razones:

En primer lugar, te ayuda a planificar tu día de una manera que te permite extraer el máximo provecho de éste, en lugar de simplemente realizar tareas aleatorias con la esperanza de estar avanzando. En segundo lugar, la creación de una lista de cosas por hacer te mantiene en la tarea. Sabes exactamente lo que quieres hacer y cuándo, lo que hace que sea más probable que lo hagas.

Mantén tu lista diaria de tareas pendientes pequeña, de forma que sea manejable y no abrumadora. Un gran truco para asegurarse de mantener tus listas simples y asequibles para tu día a día es el tamaño del Post-It. Las dimensiones de una Nota Post-It son perfectas (3 x 3) porque la restricción de tamaño te obliga a escribir sólo las cosas más importantes que tienes que hacer cada día.

Por mucho que lo intentes no puedes escribir más de seis tareas en un Post-It (a menos que escribas muy pequeño). Entonces, estas 6 tareas serán tus TMI: tareas más importantes.

Además, cuando eres capaz de cumplir los elementos de esta lista, te motiva a seguir adelante y lograr aún más.

Tomar descansos regulares durante el día

psicologia-valles

Aunque trabajar de forma productiva y eficaz es muy bueno para conseguir tus propósitos, también se necesita el descanso para que en el tiempo que estés trabajando se optimice tu rendimiento y energía y trabajes más content@ y relajad@.

Tomarte descansos regularmente te impide aburrirte y perder la concentración, aumentando la productividad de tu cerebro al mismo tiempo. También te obliga a reevaluar lo que estás trabajando, asegurándote que vas en la dirección correcta.

Existe una técnica llamada Pomodoro que es útil para mantener loss niveles de energía altos y te fuerza a hacer pausas regulares. Este revolucionario sistema de gestión del tiempo es sencillísimo de aprender, pero cambia la vida cuando se aplica correctamente. Aquí está una rápida instrucción de cómo funciona:

  1. Elige una tarea (sólo una tarea a la vez)
  2. Ajusta un temporizador a 25 minutos
  3. Trabaja en tu tarea hasta que suene el timer, luego coloca una marca
  4. Toma un descanso de cinco minutos -temporalizado también- ¡acabas de completar tu primer Pomodoro!
  5. Repite los pasos 1 a 4 tres veces más, seguido de una pausa de 15 minutos.

Mediante la utilización de esta técnica, puedes ser capaz de realizar el trabajo que harías en 40 horas ahora en unas pocas horas, manteniendo todo el tiempo tus niveles de energía más estables y eliminando la fatiga en gran medida.

También es verdad que según la Fundación Nacional del Sueño, una siesta corta de 20 a 30 minutos puede ayudar a mejorar tu estado de ánimo, tu estado de alerta e incluso tu rendimiento.

descansar

Divide el día en partes

psicologia-valles

Desglosar tu día en partes te ayuda a sacar lo mejor de ti y de tu tiempo, ya que si dedicas demasiado tiempo  a hacer una misma tarea puede bajar tu concentración e interés. Si estás trabajando en una tarea pesada y monótona, es más llevadero porque te la repartes y distribuyes.

Hay que volverse un maestro de esto, ya que establecer tu horario diario de una manera que no te mantenga en la misma tarea durante mucho tiempo ayuda mucho a la productividad y a la calidad de vida. Por ejemplo, un reconocido autor e instructor de esta temática refirió su propio ejemplo particular para servir de inspiración a otras personas. Un día común para él era así:

10 a.m .: Desayuno
10:30 a 12 p.m .: Entrevistas de radio y generación de ideas
12: Trabajar
12:30: Almuerzo
13:00 a 17:00: Escritura (pero no durante todo el tiempo)
17:30: Cena (era inglés)
18:30 a 20.30: Entrenamiento Jiu-jitsu
21: Cena
22: Bañera y ducha de hielo
23 p.m: Dormir

Algunas ideas importantes:

  • No hay dos días que sean realmente iguales
  • Gasta tanto tiempo como sea posible haciendo lo que quieres  -cosas de tu agrado- maximizando la producción en un tiempo mínimo – ésta es la meta cada día
  • La forma en que utilizas el tiempo es lo que realmente importa

Ahora, mira tu propio día, averigüa cómo puedes dividirlo en trocitos, y determina lo que necesitas hacer para pasar su tiempo haciendo lo que quiere hacer (tanto como sea posible).

  • Otra solución es TEMATIZAR tus días de trabajo (y semana)

Jack Dorsey, cofundador de Twitter y Square, dirigió ambas compañías al mismo tiempo sin agobiarse. Hizo esto aparcando diferentes tareas para diferentes días de la semana. De esta forma:

Lunes: Gestión

Martes: Productos

Miércoles: Marketing y crecimiento

Jueves: Desarrollo y asociaciones

Viernes: reclutamiento

Sábado: Día libre

Domingo: reflexión y estrategia

Incluso si no puedes aparcar los días completos para lidiar con ciertos problemas, probablemente puedes acotar ciertas horas del día para resolverlos (volviendo a romper el día en trocitos, descomponiéndolo).

Esto te puede dar el tiempo que necesitas para avanzar en esas áreas en particular … sin sobrecargar tu cerebro.

Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.