Yaiza Leal: entrevista a la psicóloga y escritora de Lo que cuesta amar

libro-psicologia

«Lo que cuesta amar. Muchos ojos, una misma mujer » es el segundo libro de la psicóloga manresana.

Converso con ella.

Encuentro con Yaiza Leal, psicóloga y escritora

Lo que cuesta amar es una propuesta que invita a profundizar en la realidad del amor, en sus manifestaciones y en los tipos de relaciones que han surgido en los últimos tiempos. Para ello Yaiza se sirve de un recorrido transcultural como hilo conductor para narrar historias de amor de diferentes mujeres de procedencia y edades dispares, de sus vicisitudes en el amor y cómo consiguen superar los límites impuestos por la cultura en que nacieron, por sus familias y por ellas mismas. Un libro encantador que nos alienta a creer y arriesgar en el amor aprendiendo también a alimentarlo de una forma sana y equilibrada.

Yaiza Leal Escobosa, nacida en Manresa (Barcelona, España) el 1989, es psicóloga Clínica y la Salud. Actualmente trabaja en su consulta privada ubicada en Manresa.

entrevista-yaiza-leal

Lucia Rodríguez: ¿Con qué definición de amor te quedarías?

Amar es aceptar al otro en tal y como es

L.R: ¿A qué significado nos debemos acoger por el título: Lo que cuesta amar: al esfuerzo que supone o al hecho que se debe renunciar a algo?

Directamente al esfuerzo que puede suponer cuando alguien antes no se ama a sí mismo, ya que cuando haces eso no hace falta renunciar a nada.

L.R.:¿Qué tipo de experiencias de las que has vivido en tu consulta crees que te han influido más a la hora de escribir el libro?

Sobre todo cuando veo casos de dependencia emocional muy desgastantes, donde las personas renuncian a su dignidad por otra persona que les machaca la autoestima, siempre me sorprende mucho esa forma de abandonarse a sí mismo por algo que entendieron como amor.

L.R.: ¿Crees que hombres y mujeres viven diferente el amor? ¿Qué dificultades para amar son frecuentes más en hombres? ¿y en mujeres?

No y sí. Cualquier hombre puede vivir el amor como una mujer y viceversa. Sin embargo, a nivel evolutivo, cultural y religioso hombres y mujeres han sido condicionados para vivir diferente las relaciones sentimentales, por lo que sí siguen habiendo diferencias aunque no tiene por qué haberlas. A nivel general, y bajo mi experiencia como psicóloga, la principal dificultad en cuanto las relaciones sentimentales en los hombres es la dificultad para entender y expresar ciertas emociones, para las mujeres el ideal de romanticismo y la falta de amor propio.

L.R.: La interesante mirada transcultural en que se basa tu libro nos permite reflexionar sobre las diferencias culturales en la concepción del amor. ¿Hay una única concepción del amor o existen diferencias culturales?

Cada vez más hay una visión más universal del amor y las distintas opciones de relaciones sentimentales, compartido por aquellos que se permiten vivir el amor libremente, más allá de las influencias impuestas, en ese punto no importa de dónde seas. Sin embargo, tal y como comentaba antes en cada cultura hay una fuerte carga emocional, que a veces incluso es política y social, que aún sigue afectando fuertemente a las personas de cada cultura.

L.R.:¿Hasta qué punto nos influye lo que nos muestran películas, canciones, revistas…sobre el amor?

Muchísimo. Hollywood ha hecho mucho daño introduciendo en nuestras mentes ideas de relaciones perfectas, románticas, apasionadas… Todas esta información hace que vivamos más el amor desde fuera que desde dentro, hace que se pierda la singularidad, que se rechace al otro por errar o ser diferente, porque no hace lo que nosotras queremos o nos gustaría… Nos agota buscando y buscando la “persona ideal”, hace que nos asustemos cuando nuestra relación no cumple con la estadística o tiene una característica que tal revista o programa considera negativa… Hace que nos alejemos más de las posibles parejas y satisfacción personal.

L.R.:¿Hay algunas manifestaciones del amor en nuestra cultura que consideramos universales pero que en otros lugares no se producen?

Desde luego, hay países en los que te puedes olvidar de mirar a tu mujer o hablar con ella en público, de darle un beso o la mano en la calle, incluso hacer algunas posturas sexuales en intimidad. Prefiero no decir los países para no potenciar los prejuicios, pero es curioso reflexionar que lo que es normal para nosotros no lo es nada para otros, y que podamos decidir cómo expresar nuestro amor hacía el otro del modo que nos sea más natural y apetecible, la verdad es que somos muy afortunados en España, podemos elegir.

L.R: ¿Una persona que tiene una relación duradera indica que su capacidad de amar es mayor respecto otras personas que acumulan rupturas o que nunca han tenido una relación?

No tiene nada que ver, cada relación tiene su fecha de caducidad, y eso no tiene relación con la capacidad de amar. Hay relaciones duraderas en las que hay poco amor, y hay no relaciones sentimentales en las que hay todo el amor del mundo pero por lo que sea no se vive desde una relación sentimental propiamente formal. Son cosas distintas que pueden o no ir juntas.

L.R.:¿Cómo podemos distinguir cuando vivimos una relación de amor y cuándo vivimos una relación sin amor, de dependencia, tóxica…etc?

Normalmente, si te hace sentir bien siempre, si te ayuda a ser más tu misma/o, te anima a hacer las cosas que se te dan bien y te las valora, te apoya en tus proyectos e ideas aunque no siempre esté de acuerdo, si hace todo lo que está en sus manos para que tú te sientas bien contigo y los demás, aunque eso suponga no hacer nada en ciertos momentos, e incluso apartarse, normalmente, ya que no hay reglas fijas en el amor, son características de alguien que te ama sin intereses, es decir, desde el corazón y no desde la mente. Cuando es desde la mente el otro espera algo de ti, se enfada si no cumples esa idea de hombre o mujer que tiene en la cabeza, reprocha, manipula y se enfada cuando te sientes libre y fuerte.

L.R.: Si tuvieras que ofrecer un consejo para vivir con más amor las relaciones y que fueran más duraderas, ¿Cuál sería?

Observa cuál la forma natural y totalmente singular del otro de demostrarte su amor, ya que no todo el mundo siempre dice te quiero, ni da caricias, ni hace regalos, ni tiene detalles súper románticos, y mucho menos está en tu mente… Tal vez solo hace lo que sabe y puede, y eso hay que valorarlo.

1 comentario
  1. Paqui
    Paqui Dice:

    El primer libro lo encontré muy interesante y fresco ya que siempre tiene unos comentarios desde una pexpetiva dulce con un tema que es tan diverso me encaro

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *