Gerascofobia: miedo a envejecer

envejecer

Actualmente se ha extendido un mayor miedo a envejecer que a morir. Para muchas personas, la vejez puede ser una época dolorosa, ya que no resulta fácil asimilar que los años de juventud en que gozábamos de facultades físicas y psicológicas estables y sanas, un amplio círculo social, etc, hayan transcurrido. Pero cuando aparece un miedo irracional a envejecer y provoca que el individuo sufra ansiedad extrema podemos hablar de la “Gerascofobia”.

La gerascofobia constituye un trastorno de ansiedad, y como tal, las personas que lo padecen experimentan un gran malestar en este caso cuando observan cambios en sí mismos a medida que avanza su edad. Pueden sentir temor por ejemplo ante el deterioro de su salud, los cambios en su aspecto físico, el hecho de depender de los demás o de perder movilidad…

Causas de la Gerascofobia o miedo a envejecer

El encumbramiento de los valores de la belleza y juventud a través de los canales de comunicación masivos parece ser el artífice principal de las creencias irracionales de las personas con gerascofobia, pudiendo éstos llegar a sentirse aterrorizados e impotentes ante la inexorable pérdida de su atractivo físico. Otro factor explicativo para este trastorno de ansiedad puede provenir de un suceso traumático del pasado. O, finalmente, también puede desarrollarse este temor por el miedo a la soledad, a

sentirse solo en la última etapa de la vida.

Todas estas situaciones nos preocupan y generan estrés y ansiedad y puede conllevar un trastorno de adaptación, depresión, etc, si no se gestiona a tiempo.

Síntomas de la Gerascofobia

Los síntomas de la Gerascofobia son muy similares a los que encontramos en cualquier otro tipo de fobias. En los trastornos de ansiedad los síntomas clave son miedo irracional y ansiedad.

Seguidamente se citan un conjunto de síntomas que pueden provenir de pensamientos de pavor y ansiedad relacionados con el envejecimiento o al ver y tener contacto con personas de la tercera edad:

  • Sudoración
  • Temblor
  • Taquicardia
  • Dificultad para respirar
  • Aislamiento social
  • Náuseas, mareos
  • Escalofríos
  • Opresión en el pecho
  • Sequedad en la boca
  • Confusión y desorientación
  • Jaqueca

Tratamiento de la Gerascofobia

Aunque la mayoría de personas que sufren Gerascofobia comprenden que su miedo es irracional, no poseen los recursos necesarios para superar este trastorno. Se aconseja entonces acudir a un psicólogo para guiar un proceso terapéutico eficaz. La terapia cognitivo-conductual o la desensibilización afectiva por ejemplo se erigen como tratamientos muy eficaces para superar este tipo de trastornos de ansiedad: las fobias.

gerascofobia

Visión positiva de envejecer

¿Cómo podemos entonces reconciliarnos con el envejecimiento? para Platón, la vejez es la etapa de la vida donde dejan de ser posibles unas cosas y otras adquieren más importancia. A envejecer, con suerte, podemos llegar todos las personas, pero no todas las personas que envejecen lo viven del mismo modo. Por ejemplo, hay quienes aseveran que “no les parece ni que vivan” ahora que son mayores, pero la vejez no es la causa simple y directa de ese sufrimiento, sino el carácter y actitud de las personas. En este sentido, tanto la vejez como la juventud pueden resultar dificiles.

Además, envejecer no es algo que ocurre de la noche a la mañana, sino que es progresivo, según superamos las etapas de juventud y madurez. Y ya que es algo que no sobreviene de forma súbita e inesperada, es bueno prepararse para vivirla satisfactoriamente y disfrutar de las oportunidades y placeres que presenta.

El envejecimiento es una etapa que comporta cambios en todas las áreas de la vida de una persona, tanto beneficiosos como perjudiciales. Tradicionalmente, en gerontología se habían estudiado especialmente los fenómenos del envejecimiento que comportaban pérdidas en la vida de las personas, pero en los últimos años las investigaciones científicas se han comenzado a enfocar en los aspectos positivos del envejecimiento, desarrollándose así una amplia y rica línea de investigación.

psicologia-tercera-edad

Tal es así que recientes investigaciones sobre la felicidad han demostrado que las personas mayores gozan de mayores niveles de bienestar psicológico que adultos jóvenes o de mediana edad. Resulta paradójico para la ciencia que a pesar de ser la vejez una época de deterioro físico y cognitivo también coexista con un aumento del bienestar psicológico.

Otros estudios han averiguado que las personas de la tercera edad exhiben mayor competencia en la regulación y control emocionales, posiblemente esto sea debido a los efectos del aprendizaje y la práctica. Algunas investigaciones revelan también que en la tercera edad se tienen paquetes de emociones más complejos que en la juventud. En la vejez se viven emociones positivas y negativas a la vez, pero a estos sentimientos se añade una mayor eficiencia para regularlos, en otras palabras, se experimenta mayor profundidad y equilibrio emocional.

En definitiva, la valencia o valoración negativa que otorgamos a los cambios del envejecimiento es la que repercute negativamente y puede producirnos malestar, sufrimiento,…ya que imposibilita la aceptación de los ciclos de la vida, tan necesaria para una existencia feliz y satisfactoria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *