asertividad

¿Sabes qué es la asertividad? ¿Quieres aprender a ser más asertivo?

A todos nos ocurre en algunas ocasiones que experimentamos tensión y ansiedad al relacionarnos con otros, por ejemplo, al recibir elogio o una crítica, al querer proponer un plan a un grupo, al querer decir  “no” a algo que no deseamos hacer (sin sentir culpa o ansiedad)… La asertividad es la que permite manejar exitosamente este tipo de situaciones y ésta se ubica en el marco psicológico de las habilidades sociales.

La asertividad se puede definir como la HABILIDAD que permite emitir una respuesta óptima en cada situación de comunicación entre personas. Nos permite mantener relaciones sanas y gratificantes. Engloba dos tipos de inteligencia: intrapersonal e interpersonal, porque se requiere de autoconocimiento y autoestima y además de empatía y  desarrollo de habilidades sociales y comunicativas. La asertividad es una actividad mental resultado del elevado desarrollo de las funciones superiores del cerebro (que trajo consigo el crecimiento del neocórtex –corteza cerebral nueva-).

En los polos opuestos a la asertividad encontramos la pasividad y la agresividad, dos formas de comunicarse ineficaces socialmente ya que reportan malos entendidos y complicaciones.

La forma de comunicación pasiva se rige por una necesidad imperiosa de ser valorado/a por los demás. Se puede identificar por: volumen de voz bajo, tartamudeos, huida del contacto ocular, postura tensa, inseguridad para saber qué hacer y qué decir…estas personas se comunican de esta forma para evitar molestar u ofender a los demás. La creencia que se esconde detrás sería “es necesario ser querido y apreciado por todo el mundo”. Esta forma de actuar acarrea emociones de impotencia, baja autoestima, frustración, etc.

La forma agresiva, por otro lado, defiende excesivamente sus derechos e intereses y no tiene en cuenta a los demás. Su volumen de voz suele ser alto, interrumpe, invade el espacio del otro,… El enfado en ellos es cada vez más constante y abarca a más personas y situaciones. Sufren baja autoestima y ansiedad (por eso combaten para defenderse). Normalmente estas personas no son agresivas en su interior, es decir, no incuban creencias de odio hacia otros, sino que la conducta agresiva es resultado de la falta de habilidad para manejar situaciones tensas.

Una persona asertiva expresa clara y honestamente lo que está sintiendo en el momento oportuno, cuidando la forma de expresar, de modo que el otro comprenda el mensaje, sin sentirse agredido o infravalorado. La persona asertiva se expresa con fluidez, sabe reconocer sus errores, no se siente superior ni inferior a los demás, los demás se sienten respetados y valorados a su lado, sabe hacer peticiones cuando es necesario, expresa gratitud, afecto…,etc.

Las habilidades asertivas se pueden aprender progresivamente. Un primer paso consiste en tomar consciencia de cómo nos comunicamos, para luego ir aplicando los aspectos que constituyen una comunicación asertiva. También necesitamos modificar creencias que no nos hagan sentirnos bien con nosotros mismos (que somos unos inútiles o estúpidos, por ejemplo).

A continuación presento unas pautas generales de asertividad. En próximos artículos abordaré más (para afrontar discusiones, encajar críticas, realizar peticiones…). De todos modos, es en psicoterapia donde se pueden adquirir técnicas específicas para las situaciones que más nos cuestan personalmente.

Para expresar nuestros sentimientos de forma asertiva podemos utilizar algunos trucos: acostumbrarnos a expresar frases como: “me gusta…”, “quiero…”, “me siento…”, (habituarnos a ello hasta integrarlo en nosotros), también es aconsejable corroborar los sentimientos que subyacen a los comentarios del otro: “¿sentías que no valoraba tu opinión cuando dije…?”, otra fórmula consiste en esclarecer las situaciones confusas en el momento (sin dejar pasar más tiempo en el que terminaríamos rumiando y magnificando), es decir, si algo te ha hecho enfadar, frustrar, dudar, etc, aclararlo inmediatamente, ¡resulta más sencillo y efectivo manifestar el malestar en el momento!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *