Vivir feliz, vivir des del corazón

psicologo-granollers-psicologo-barcelona

Sucede que el ser humano se acostumbra, se habitúa a cualquier circunstancia. Esto contiene algunas desventajas. En la sociedad actual hay algo muy preocupante a lo que nos hemos habituado todos: vivir sin calma, sin alegría, sin paz y sin verdadera unión con los demás.

Según el psicólogo Paul Gilbert, quien ha desarrollado un programa para el desarrollo de la compasión -una faceta del ser humano ligada a la empatía, aunque más profunda y sublime que ésta-, existen tres sistemas en el cerebro humano. Estos tres sistemas implican áreas y circuitos cerebrales que emplean nuestros cerebros para conducir la información y para sobrevivir, en definitiva. Cada circuito implica áreas y estructuras cerebrales, neurotransmisores, hormonas…

¡Veamos cuáles son!

Tres sistemas del cerebro humano

  1. Sistema de satisfacción, calma y seguridad
  2. Sistema de amenaza y protección
  3. Sistema de logro

¿Adivináis cuáles son los dos que imperan en el sistema económico, humano, político, social, personal…? Sí. Seguramente habéis acertado. Los dos últimos.

El sistema de amenaza y protección es aquel que implica emociones de miedo-ansiedad, enfado….las sustancias implicadas son la adrenalina y el cortisol. Hoy en día, no necesitamos tanta activación del miedo -ya que no existen peligros reales como depredadores- pero el miedo está en la mente. El miedo hoy lo producen nuestras anticipaciones de futuro, nuestras preguntas sin resolver, nuestro aislamiento social.

El sistema de logro es aquel que se orienta al éxito, al logro. El neurotransmisor implicado es la noradrenalina. Este sistema se estimula con la búsqueda de posesiones, adquisiciones -materiales o de cualquier otro tipo-. El sistema económico promueve constantemente este sistema generándonos deseos sin parar (deseos no sólo de necesidades básicas, como comer o beber, sino de ser más guapos, más ricos, etc). En definitiva se juega con nuestra necesidad más básica, lo cual nos lleva al último sistema, la necesidad de amor, afecto y reconocimiento.

El sistema de calma, satisfacción y seguridad. Se activa en el niño cuando es abrazado por su padre/madre o cuidador y se siente seguro, o en el adulto cuando posee relaciones humanas significativas. Están implicados los opiáceos endógenos y la oxitocina -hormona del amor-. Este sistema depende de la calidad y cantidad del afecto que damos a los demás y a uno/a mismo/a.

psitam-psicologo-granollers-barcelona-

En resumen,

El sistema actual se caracteriza por un gran aumento de la actividad tanto del sistema de amenaza ligado a la autocrítica y la vergüenza, y del sistema de logro, relacionado con el consumismo y la persecución de posición social. Y el sistema de satisfacción y calma se encuentra hipoactivado. Y es el único que nos conduciría realmente a un equilibrio, felicidad y paz interna y con los demás.

LA COMPASIÓN PERMITE LA ACTIVACIÓN DEL SISTEMA DE CALMA Y SATISFACCIÓN.

 

¿Cómo cultivar la compasión, la seguridad, la calma?

A propósito de este tema, comentar que existen muchas formas de abrir el corazón a uno mismo y a los demás. Muchas de estas formas están ligadas a técnicas de tradiciones contemplativas que nos ayudan en este aspecto. ¿Por qué recurrir a esta ayuda? porque nuestro sistema está tan decantado hacia los sistemas de amenaza y logro que necesitamos una gran motivación y un gran empuje para activar el sistema de satisfacción y calma.

Algunas tradiciones reconocidas que cultivan el corazón o la compasión son el budismo, el taoísmo o el sufismo. Aunque en realidad el fundamento de cualquier religión es el desarrollo de la compasión.

psitam-psicologia-granollers-barcelona

Pero si no nos deseamos afiliar a ninguna religión o dogma, no está todo perdido. Podemos obrar por nuestra de todos modos, si generamos una gran motivación por cambiar estas tendencias negativas, podemos emprender una transformación interna dándonos cuenta cuando estemos generando miedo o ansiedad sobre los otros , el futuro, etc, y aportar calma (por ejemplo con una caricia a nosotros mismos), o cambiando la forma de ver a esa persona (en lugar de verla como un malnacido, etc, verla como una persona que tiene problemas y que muestra su dolor).

Hay una tradición en concreto, el SUFISMO (la rama mística o espiritual del Islam), que hacía tiempo me estaba interesando. Anoche tuve la oportunidad de asistir a una de las prácticas que llevan a cabo. Su único propósito es abrir el corazón o pulirlo de todo lo que le envuelve (miedos etc que han ido cubriéndolo).

psitam-psicologo-granollers-barcelona-

En la práctica percibí con toda claridad la superficialidad de la sociedad que hemos creado y que no “va con nosotros”, no “nos pega”, los seres humanos somos seres sociales, y por el camino de conseguir logros absurdos hemos dejado de un lado nuestra humanidad.

Ayer recordé en pequeña medida esto. Lo bello que es compartir comida, abrazos, consuelo, aliento, complicidad, esfuerzo, con los demás. Para avanzar hacia ahí, debemos esforzarnos en una sola cosa: mejorar todas nuestras relaciones. Si tenemos malas relaciones con algunas personas, que no sea porque no hemos puesto todo de nuestra parte por mejorarlas. Para ello ,cada vez que pensemos mal de alguien podemos entrenarnos en comprender, en estimar, en apreciar. Nuestro corazón así volverá a latir, y nos sentiremos siempre felices, estemos donde estemos.

Para ser feliz debemos esforzarnos en una sola cosa: mejorar todas nuestras relaciones.

Nuestro pesar proviene de haber enfriado nuestro corazón y actuar sólo guiados por el parloteo.

Lo cierto es que no existen palabras para describir la profunda experiencia de darse uno cuenta que ha estado cerrando el corazón. Y menos palabras aún existen para referir la vivencia de abrirlo. Los seres humanos debemos recordar esto y potenciar nuestra humanidad, y todo el planeta, nuestros descendientes, etc, darán un giro de dimensiones colosales.

¡Abrir el corazón no es ser un blandengue! al contrario. Se requiere mucho coraje y sabiduría para refrenar el impulso de destruir a los demás y a uno mismo.

Y además la inteligencia surge con más fuerza entonces. Porque ya no tienes miedo. Miedo a perder, etc.

Aquí os dejo una Contra de la Vanguardia sobre el SUFISMO por si os interesa.

 

Si deseáis realizar una práctica de MINDFULNESS orientada a este propósito podéis solicitar información al 678 109 202 o info@psitam.com para informaros sobre Mindfulness y autocompasión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *